Luminosa y renovada….La piel

Publicado por el septiembre 9, 2016 en Blog | Sin Comentarios

Luminosa y renovada….La piel

Luminosa y renovada…. La piel

Después del castigo del verano, recupera la piel.

Durante el verano se hace más difícil cuidar la piel, la exposición al sol y la mayor sudoración provoca que se deshidrate con facilidad. Cuando nos ponemos la crema parece que la piel se revela y la expulsa. “Suerte que en septiembre se deja mimar”. Te proponemos dos sinergias para empezar a restablecer la vitalidad de la piel.

la_piel
El primer paso es una buena exfoliación. Hay que eliminar las células muertas, que son las que impiden la penetración del producto y apagan el tono. Si no lo hacemos así, por excelentes que sean los preparados que vayamos a utilizar, no penetraran como deben y nuestra piel continuara mostrando un tono apagado.

Podemos hacer nuestra exfoliante natural de muchas maneras. Esta es hoy nuestra propuesta. Preparar la siguiente mezcla.

Una cucharada sopera rasa de sal rosa del Himalaya. Una sal pura libre de toxinas y contaminantes.

15 ml. de aceite vegetal de nuez de albaricoque. Suaviza la piel y da al rostro un aspecto resplandeciente. Tolerado por las pieles más sensibles.

Masajear suavemente con la mezcla, haciendo círculos sobre el rostro con la mezcla y enjuagar con agua.

Después de exfoliar es necesario rehidratar. De nuevo la cosmética natural nos ofrece muchas fórmulas distintas. Nuestra propuesta de hoy, al igual que en la mezcla exfoliante, también es muy sencilla.

10 ml. de aceite vegetal de Rosa Mosqueta (Rosa Rubiginosa). Este preciado aceite, rico en omega 3, es un clásico de la cosmética natural. Favorece la regeneración cutánea y tiene efecto lifting.

6 gotas de aceite esencial de Palo de Rosa (Aniba Rosaeodora). Revitaliza la piel y combate la aparición de arrugas.

3 gotas de aceite esencial de Jara (Cistus Ladaniferus ). Acción anti-edad, reafirmante y tónico cutáneo.

Aplicar unas gotitas de la mezcla después de la exfoliación y continuar utilizando mañana y noche.

En dos sencillos pasos recuperaremos la piel del verano y la preparamos para el otoño

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies